Blog

18 May
0

Declaraciones del Congresista Eliot L. Engel sobre las elecciones en Venezuela

WASHINGTON – El Representante Eliot L. Engel, miembro de rango del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes y ex presidente del Subcomité del Hemisferio Occidental, hizo hoy la siguiente declaración:

“Las elecciones presidenciales que tendrán lugar en Venezuela este domingo están lejos de ser legítimas. El presidente Maduro ha apostado contra la oposición, impidiendo que la mayoría de los candidatos de la oposición participen y creando un campo de juego completamente desigual. Él es nada menos que un dictador que una vez más está tratando de legitimar su control del poder. Continúo apoyando al pueblo venezolano tanto en su lucha democrática como en su difícil esfuerzo diario para acceder a alimentos y medicinas que tanto necesitaba.

“Al mismo tiempo, creo firmemente que las elecciones están entre los pocos caminos de las dictaduras. Las elecciones son importantes y las voces de los ciudadanos que luchan por Venezuela merecen ser escuchadas “.

Leer mas
17 May
0

Capriles Ministro de Interior y Justicia con el Nuevo Gobierno de Falcón

Henri Falcón, candidato presidencial, estuvo como invitado enVladimir a la 1, quién desde el estado Yaracuy brindó declaraciones a propósito del cierre de su campaña electoral en esa entidad; aclaró que seria el segundo presidente yaracuyano en la historia del país.

Hizo un recuento del Gobierno de Rafael Caldera, a quien calificó como “eficiente y trabajador”.

Añadió que se ha preguntado cómo se ha podido apelar a la “mezquindad”, teniendo en cuenta la difícil situación por la que atraviesa la nación.

Precisó que en este momento donde ha aumentado la situación de hambre, desabastecimiento, anarquía, su alternativa ofrece democracia, seguridad y prosperidad para el país, ya afirma que será él quien sustituya al Presidente Maduro en la batuta del poder.

Detalló que el 85% de los venezolanos que rechaza la gestión del Gobierno Nacional, son aquellos que pasan por las más difícil situaciones, lo que los hace estar en estado de “abandono”, es por eso que la alternativa que él ofrece buscará llevarle solución a todos los problemas.

Propuestas de Henri Falcón

Aclaró que nadie está tratando de sustituir la moneda nacional, sino tratar de que ambas puedan “coexistir”, de manera que se pueda vencer a la “inflación”, y poder brindarle a los ciudadanos un poder adquisitivo que realmente les funciones.

A juicio de Falcón cada vez que el Gobierno Nacional anuncia un aumento de salario mínimo los venezolanos entran en “desesperación”.

Indicó que una de las primeras medidas que tomaría, sería la realización de una auditoria a la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) ya que esta en los últimos meses ha mostrado una baja en la producción de crudo. Además informó que esta medida ayudaría a darle “vida” a la producción nacional y todas sus empresas de recursos básicos.

Anunció que empresas como Movilnet y la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV), serían devueltas a sus iniciales dueños, así como otras que fueron puestas a la orden del Estado y que en la actualidad no producen lo que deberían.

“Si existe la necesidad de acudir a la colaboración internacional, lo vamos a hacer, para que Venezuela retome el sendero de una economía estable y próspera”.

Mencionó algunos de los políticos y personalidades que podrían formar parte de su gabinete, entre los que destacan: José Guerra, Francisco Rodríguez y Julio César Pineda.

Eventuales decretos de Gobierno

Aseguró que de ganar las elecciones, tomaría posesión en los 15 días siguientes de la elección.

Se refirió a Nicolás Maduro, indicando que este se encuentra “desesperando” y por ende ha ofrecido dinero para que voten por él, sin embargo el pueblo lo “sacará” y demostrará su derecho elegir.

Insistió en que ningún factor internacional le impedirá asumir su cargo como Presidente.

Explicó que el primer decreto sería la designación del nuevo gabinete que conformaría al Gobierno; el segundo es la liberación de todos los presos políticos en conjunto de una concentración multitudinaria para que todas las partes puedan sentarse y dialogar.

Para el tercer decreto se abrirán todas las fronteras con Colombia y Brasil, de manera que se puedan restituir todas las relaciones bilaterales del país con los países del mundo, así como la apertura de todos los puertos y aeropuertos para la apertura del canal humanitario.

Se refirió a todos los mandatarios que ofrecieron enviar ayuda humanitaria a Venezuela, a que el país estará dispuesto a recibir la ayuda para el pueblo.

Además se revertirán todos los decretos de expropiación, para que la producción del país pueda elevarse, aseveró.

Falcón a Bertucci

El candidato a la presidencia, Henri Falcón, se refirió al también candidato Javier Bertucci, indicando que este debe asumir su “responsabilidad” ante el país.

Gobierno de Falcón

Añadió que se debe descentralizar todos los niveles de Gobierno, así como la desincorporación de entes “paralelos”, que lo que han hecho es aferrarse al poder e impedir que se atienda de manera eficiente a la población.

No cree conveniente que las distintas autoridades se nieguen a trabajar en conjunto por razones de diferencias políticas e ideológicas.

“El 20 de mayo la Fuerza Armada Nacional” tendrá un nuevo Comandante en Jefe y ese será Henri Falcón”

Prevé que hay que reestructurar a todas las instituciones del país, debido a que eso se ha convertido en un problema que ha afectado al país.

En cuanto a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) opinó que esta carece de reconocimiento ante Venezuela y el mundo, y por ende sólo se juramentará ante la Asamblea Nacional (AN).

En base al tema de la cultura, se debe “despartidizarla” y promover nuestras tradiciones y costumbres.

Vea la entrevista completa aquí:

Leer mas
17 May
0

Extraordinaria Juramentación de 896 Defensores del Voto en Caracas (Video -Fotos)

Extraordimaria Juramentacion de los 896 Defensores del Voto en Caracas con la asistencia de Claudio Fermín, Enrique Ochoa Antich, Maribel Castillo, Chuo Torrealba

 

 

 

Leer mas
17 May
0

Control de testigos de mesa de Falcón es de 92%

Jesús Rafael González: Henri Falcón, tiene cubierto al menos “92.7% del Registro Electoral (RE)

El profesor de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela, Jesús Rafael González, aseguró este jueves que la auditoría del sistema de control de testigos de mesa del candidato por el partido Avanzada Progresista (AP) y el MAS, Henri Falcón, tiene cubierto al menos “92.7% del Registro Electoral (RE)”.

“En esta semana he visto las auditorías en apoyo a Falcón y a mi juicio han sido satisfactorias pues tiene cubierto más o menos el 92.7% del RE”, expresó González en entrevista a El Universal, en relación con declaraciones del candidato Javier Bertucci, quien expresó que el candidato de Avanzada Progresista, el MAS y Copei, no cuenta con suficientes testigos para las mesas electorales.

Considera González que para lograr esto “se priorizaron los centros electorales que cuentan con el mayor número de votantes”, y agregó “que para este martes se piensa llegar al 96% de los electores inscritos en el RE”.

“Esta es una buena estrategia sobre todo para los opositores, permitirá llevar el seguimiento de los que ejerzan el derecho al voto”.

Bertucci debe unirse a Falcón

Expresó que el candidato por Esperanza por el Cambio, Javier Bertucci, debería estudiar la posibilidad de aliarse a la candidatura del líder opositor Henri Falcón “esto mejorará su posibilidad de triunfo” pues a su juicio este “sí cuenta con una propuesta de gobierno creíble y sustentable”.

González indicó que el repunte de Bertucci en los últimos 10 días de campaña “se debe a una efervescencia temporal ya que los estudios indican que no tiene opción de ganar”.

Detalló que “los tiempos de campaña no dan para que pueda remontar la curva que le hace falta para ser un aspirante con posición”.

“Además no tiene el respaldo de las iglesias evangélicas como lo afirmó, por lo que se evidencian claramente los tropiezos de su campaña”.

Aprovechar la oportunidad

El diputado a la Asamblea Nacional Enrique Márquez, afirmó ayer que es necesario aprovechar la oportunidad de “por primera vez llegar a presidenciales siendo mayoría que quiere cambio”.

“Tienes los días contados”

Henri Falcón, aseguró ayer que el país está viviendo “los últimos días del gobierno del presidente Nicolás Maduro”, durante su visita este jueves a la ciudad de Cumaná, como parte de la gira emprendida ayer por varios estados del oriente venezolano.

En su intervención también afirmó “tenemos que recuperar nuestra economía, porque los trabajadores merecen un salario digno en dólares”, y reiteró que “es necesario reactivar el aparato productivo”.

Aseguró ante la multitud que acudió al llamado de los organizadores del acto que “nada podrá detener la voluntad de un pueblo decidido a cambiar. Con una avalancha de votos, lograremos el triunfo más importante en la historia reciente de nuestro país.

“Eres tú el protagonista de esta gran cruzada por Venezuela, tu voto es el que salvará al país de la destrucción”, exhortó Falcón.

Aseguró que “el pueblo nacional se encuentra desbordado en emociones y también en esperanza”.

Falcón se disponía ayer continuar su gira hacia los estados Monagas y Bolívar, y sigue en su agenda un encuentro con dirigentes de partidos de la MUD que a título personal han expresado su apoyo. Igual sigue insistiendo reunirse con el candidato Javier Bertucci.

Fuente: ElUniversal

Leer mas
17 May
0

Las horas de la templanza

Por Mibelis Acevedo Donís

Pero pareciera que una vez saciada la necesidad de estabilización y pinchado por el temor a los vicios del estancamiento, llegó el siglo XXI y con él, el advenimiento de una etapa en la que esa idea del “caudillaje competitivo” que preconizaba Schumpeter fue, en muchos casos, ladinamente desfigurada por la avidez de los “Mesías catódicos”.

Todo con moderación… incluso la moderación”, zumbaba irónicamente un cultor del exceso, Oscar Wilde. Pero aún a contrapelo de la picosa intención hay que convenir en que la moderación -entendida como templanza, como virtud opuesta a la prepotencia, aliño del natural equilibrio que asegura, entre otras cosas, la supervivencia- pocas veces puede ser vista como algo contraproducente. Y en política, donde la exageración, la grandilocuencia, la batahola, la épica efectista, las posturas radicales y melodramáticas siempre están a la orden del impresionable del día, quizás podríamos afirmar que, más que aconsejable, es absolutamente necesaria.

Así, tras un pasado signado por cruentas confrontaciones, jacobinismos pantanosos y gusto por la exuberancia, muchos no dudan en celebrar la “era de los moderados”, el final del siglo XX. La tercera y última ola democratizadora que describe Samuel Huntington -entre 1974 y 1990, por primera vez en la historia de la humanidad más de la mitad de los seres humanos vivía en un régimen democrático- corrobora incluso esa urgencia creciente de organizar las pasiones capitales, de desterrar la intolerancia y el rechazo a la otredad que tantos estorbos encajan en el camino de la convivencia, para explorar opciones más civilizadas de relación en la polis.

¡Ah! Pero pareciera que una vez saciada la necesidad de estabilización y pinchado por el temor a los vicios del estancamiento, llegó el siglo XXI y con él, el advenimiento de una etapa en la que esa idea del “caudillaje competitivo” que preconizaba Schumpeter fue, en muchos casos, ladinamente desfigurada por la avidez de los “Mesías catódicos”. No hubo pruritos entonces para canjear la democracia representativa por su mala réplica, (esa que los neo-populistas nombraron “directa y protagónica”) una que en realidad sirvió de estrambótico tinglado para desactivar las instituciones. Y Venezuela, lo sabemos, fue botón trágico de ese ricorso.

Como resultado, estos últimos años los hemos vivido acogotados por la alucinada euforia de los poderosos, una exaltación que no se desgasta, que no da treguas ni deja respirar a nadie en paz. La de Chávez fue época de pathos, de hybris y altisonancias siempre dispuestas a renovarse, de labia incendiaria y una polarización en cuyos cortijos siempre danzan a gusto los extremos, opuestos que se necesitan desesperadamente. Allí no hubo, no podía haber espacios para la moderación: eso hubiese desactivado la sensación de emergencia, la mediación heroica del caudillo para “salvarnos” del vértigo latente de la amenaza, para superar el “momento de peligro” -como decía Carl Schmitt- e impulsar un reinicio del estado de cosas. Hoy, en ausencia del líder y aún sitiados por la crisis, sus herederos insisten en la agobiante dinámica… pero, ¿cuánto tiempo más los ciudadanos podrán resistir esa existencia in extremis?

Todo pasa, todo se quiebra, todo cansa y todo se reemplaza”, reza un proverbio francés. Ciertamente, el caos no puede ser tolerado indefinidamente por ningún organismo vivo, por ninguna sociedad; tampoco el envión, la borrachera por lo grandioso ni el estruendo puede contrarrestarse con más estruendo. De allí la espina: que víctima de los ardores de un fracaso mal gestionado, parte de la oposición democrática dé la espalda a su razón de ser, que deseche el potencial de transformación modesto pero real de la acción política y sucumba a los atajos simbólicos, al rumboso señuelo del heroísmo; que acepte, en fin, replicar las claves de la crispación que el adversario conoce y tañe mejor que nadie. Que de nuevo, como si el centro político fuese un estigma del cual renegar, el entrampamiento nos confine a la puja inercial entre extremos.

A expensas de la pulsional brega, de la ira sin diques y el visceral desdén por los “tibios”, la ruta electoral –epítome de racionalidad política, en tanto habilita un espacio común que aún maleado por el ventajismo obliga a juntarnos para identificar conscientemente las oportunidades, procurar soluciones concretas a problemas concretos, estrujar al máximo la circunstancia y neutralizar estratégicamente la debilidad- ha sido tachada de vana por unos y defendida por otros. A estas alturas de la incertidumbre cuesta adivinar cuál visión prevalecerá. Sin embargo, convendrá seguir invocando el salvavidas de la “dorada medianía“, el de la templanza; eso que Norberto Bobbio distingue del abuso de poder, la arrogancia, la perversidad, la prepotencia, y que de ningún modo debe tomarse por pusilanimidad. “El pusilánime es aquel que renuncia a la lucha por debilidad, por miedo o resignación. El moderado no: rechaza la destructiva competición de la vida”.

Después de todo quien “no ostenta nada”, el moderado, es “hombre como todos los otros”, y desde esa conciencia de su limitación oteará soluciones realistas, no esquivos reinos milenarios. Pensemos en eso: la era traumática del desbordamiento debería tocar a su fin. Es probable que este país ya esté harto de tanto furor sin recompensas.

@Mibelis

Fuente: El Universal

 

Leer mas
17 May
0

Trino Márquez – VOY A VOTAR: MIS RAZONES

Decidirme a votar por Henri Falcón pasó por un detenido proceso de lecturas, comparaciones y discusiones, algunas veces tensas, con amigos fraternales. He leído artículos de opinión, oído entrevistas a través de la radio y visto programas de televisión. He examinado algunos procesos históricos. El referendo chileno  de 1988 y las elecciones legislativas en Polonia, en 1989, me permitieron contrastar el comportamiento entre una dictadura de derecha, la de Pinochet, y la dictadura comunista de Jaruzelski, en Polonia. Refresqué la memoria sobre lo sucedido con el sandinismo en Nicaragua en 1990. Constaté cómo las alternativas democráticas en esos y otros países tuvieron que participar en procesos electorales en medio de climas hostiles, que desestimulaban la participación popular y proyectaban una chocante imagen de invencibilidad, ilegalidad y arrogancia por parte de los amos del poder, figuras que manifestaban un desprecio olímpico por la expresión soberana del pueblo.

A partir de esas indagaciones y de mis propias reflexiones acerca de la naturaleza del régimen de Maduro, y de las alianzas que este mantiene con Moscú, Teherán y La Habana, decidí ir a depositar mi voto por Falcón, único candidato que encarna en las condiciones actuales la posibilidad de comenzar la transición hacia una Venezuela distinta, que recupere el concepto de Nación y de República.

El voto representa el instrumento fundamental de cambio pacífico y ordenado de una sociedad, incluso cuando la consulta comicial se realiza en medio de condiciones tan adversas como las existentes en el país desde 1999. A pesar de la voluntad e intereses de los dictadores, las elecciones constituyen escenarios propicios para develar la incompetencia y corrupción de los gobernantes. De allí que le huyan a los procesos comiciales pulcros y manipulen de forma descarada para convertirlos en trajes a la medida de sus propias ambiciones, nunca satisfechas.

Deploro que los dirigentes de la MUD no hayan extraído las lecciones que se derivan de las numerosas experiencias históricas en las cuales los partidos y grupos opositores acuden a citas electorales con muy pocas o ninguna garantía legal. Este es un rasgo de los comicios en sistemas autoritarios. Mientras más degradados son los modelos. Mientras más canallas o mafiosos, como llama Insight Crime al gobierno de Maduro, peor se comportan. Más ruines son. De  esos gamberros no conviene esperar que se comporten como los Caballeros de la Mesa Redonda. Tal actitud resulta de una ingenuidad pueril. A esos sujetos hay que enfrentarlos en el único terreno que los desequilibra: la organización popular.

Las neodictaduras, y la de Maduro es de este tipo, están obligadas por la legalidad internacional a convocar periódicamente elecciones con el fin de reafirmar su poder. Ese es el caso de Daniel Ortega y Evo Morales. Rafael Correa trató de sumarse al coro, pero cometió un error de cálculo que le costó ser enviado por Lenín Morreno, su delfín, al desván de los trastos viejos. La oposición nicaragüense y la boliviana concurren a los comicios convocados por los neodictadores. Nadie tacha a esos sectores de colaboracionistas o legitimadores de la autocracia. Los grupos más racionales entienden que se trata de movimientos tácticos dirigidos a preservar espacios institucionales o a ganarlos, en el mejor de los casos. La oposición boliviana tendrá que participar en la próxima contienda electoral presidencial, a pesar del abuso de Morales al valerse de sus serviles miembros del Tribunal Supremo de Justicia para torcer la voluntad del pueblo, que ya había decidido rechazar la reelección indefinida en un referendo popular. Así es la política: oblicua, llena de recodos y salidas laterales.  Lamentablemente, la MUD no entendió esta realidad y cayó en la celada montada en República Dominica por los demonios instalados en Miraflores.

De haber ido unida la oposición a la consulta de mayo, otro sería el escenario. Maduro, con 80% de rechazo, con hiperinflación, derrumbe de la economía, escasez de medicinas, Pdvsa devastada y todos los demás desastres que ha creado, estaría arrinconado. Habría sido colocado ante el siguiente disparadero: ir a una derrota electoral segura o emprender la aventura de un autogolpe, ante una comunidad internacional que pide su cabeza. ¿Lo habrían acompañado las FAN en semejante temeridad? Tengo serias dudas. Los militares no brillan por su talento, pero tampoco son tontos de capirote.

Leer y analizar procesos políticos cruciales tiene la ventaja de mostrar cómo los políticos democráticos en ocasiones deben actuar en condiciones extremas cuando enfrentan tiranías. Una forma democrática de cambiar la correlación de fuerzas en las autocracias consiste en introducirse en la piel de esos esquemas y a partir de allí tratar de modificarlos. Las elecciones pueden desencadenar los procesos de cambio que la violencia callejera, las huelgas, las intervenciones extranjeras o los golpes versallescos no logran desatar.

Vayamos a votar por Falcón con la convicción de que estamos haciendo lo más conveniente en este trance tan dramático que vive el país.

@trinomarquezc

Fuente: polisfmires.blogspot.com

Trino Márquez : Sociólogo con Maestría en Filosofía y Doctor en Ciencias Sociales de la Universidad Central de Venezuela, se desempeña además como Profesor Titular en esta casa de estudios. Actualmente está cursando el Post Doctorado en Ciencias Sociales. Es Director Académico de CEDICE. Expresidente de la COPRE (Comisión Presidencial para la Reforma del Estado).

Leer mas
17 May
0

Los abstencionistas se entregan sin resistencia a la narco dictadura

Abstenerse es votar por Maduro

La retórica de los abstencionistas sigue siendo contradictoria, fantasiosa, y aferrada a un discurso derrotista que terminará por hundirlos en el laberinto de sus inconsecuencias.

Los abstencionistas continúan con su perorata de que “dictadura no sale con votos”, “votar es legitimar a Maduro”, “participar en las elecciones es colaboracionismo”, “elecciones cuando el régimen haya caído”, “no hay condiciones para participar”. Es decir, renuncian a la vía electoral como instrumento de lucha mientras el iletrado Maduro siga en Miraflores. Muchos se anclan en la peregrina idea de que gracias a la presión internacional Maduro renunciará y entregará el poder después del 20/5/2018. Así de fácil. Otros siguen proponiendo una intervención extrajera, llámese “humanitaria” o “militar”. Planteamiento intervencionista que ha sido utilizado por el rollizo de Miraflores para robustecer su tesis del enemigo externo, así como alimentar el patrioterismo bolivariano.

Algunos abstencionistas sueñan con ver a los sicarios del CICPC o al gorila de Padrino López arrestar a Maduro en cumplimiento del dictamen del TSJ en el exilio. Otro grupo sigue con la descabellada idea de “lanzar la gente a la calle” y así precipitar un golpe militar. Piensan en una insurgencia capitaneada por una Fuerza Armada carcomida por la corrupción y el narcotráfico. Pretenden repetir los dolorosos episodios del 2014 y 2017 cuando en busca de esa “salida rápida” llevaron irresponsablemente a la inmolación a cientos de jóvenes al exponerlos a la maquinaria represiva del régimen. El grave problema es que los abstencionistas, sin excepción, no tienen ningún plan político para después del 20/5. Solo alucinan con más sanciones y una intervención extranjera liderada por los marines de Mr. Trump, Pence, y Pompeo.

Los abstencionistas, al margen de sus malabarismos lingüísticos, promueven una política derrotista y desmovilizadora frente al escenario electoral del 20/5. Han entregado el futuro del país a las decisiones por tomar del Grupo de Lima, la Unión Europea, el Señor Almagro en la OEA, o por el grupete Trump-Pence-Pompeo.

Lamentablemente mientras los principales voceros del abstencionismo se pasean cual Marco Polo por el nuevo y viejo continente siguiendo el libreto de la comunidad internacional, el pueblo venezolano sigue pasando hambre y muriendo sumergido en una total confusión e incertidumbre. La tozudez abstencionista no les permite entender que no participar es facilitarle la continuidad a Maduro y su logia cívico-militar en el poder.

Quienes alegan la falta de condiciones electorales, habría que recordarles que desde la llegada al poder del facho-chavismo estas nunca han existido, sin embargo todos han participado en la mayoría de los procesos realizados previamente. Es evidente que el árbitro electoral dejó de serlo para convertirse en una oficina ministerial dispuesta a complacer los deseos del tirano de turno. Igualmente el rol de la FAN y de su Plan República ha sido el de tolerar y apoyar todos los abusos y ventajismos por parte del oficialismo. Que se entienda que nadie está convalidando el status quo, defendiendo la imparcialidad de las madamas del CNE o alabando el papel represor de la FAN. Hay que aprovechar la coyuntura electoral, para capitalizar ese inmenso descontento nacional (más del 80%) y lograr una participación electoral abrumadora el próximo 20/5 que nos permita salir de esta pesadilla.

Los abstencionistas con su vocación suicida, desmotivan la participación electoral, siembran el pesimismo y propician la entrega sin resistencia a la dictadura. Los que plantean la abstención deben preguntarse ¿Cómo se cobra políticamente la abstención? ¿De qué manera la abstención ayuda a derrotar a Maduro y superar la crisis que afecta a todos los venezolanos? ¿Hasta cuándo van a seguir esperando por la invasión del magnate Trump?

El camino electoral es un escenario importante de lucha popular, no de colaboracionismo o traición.
Votar es protestar contra la dictadura. NO a la resignación abstencionista.

Por José Rafael López Padrino

 

Leer mas
17 May
0

Arzobispo Urosa negó que la Conferencia Episcopal haya llamado a la abstención electoral

Urosa Savino: Que cada quien participe según su conciencia

El Cardenal Arzobispano de Caracas Jorge Urosa Savino, aclaró este miércoles que en ningún momento la conferencia Episcopal Venezolana ha llamado a la abstención en las elecciones presidenciales, convocadas para el próximo 20 de mayo, y expresó “que cada quien decida participar o no de acuerdo a su conciencia”.

El prelado hizo nuevamente referencia al documento emitido por los obispos el pasado 23 de abril, reiterado hace dos días, en el cual, en vistas de la crisis socioeconómica y política que vive Venezuela y que golpea sobre todo a los más pobres, solicitan postergar las elecciones .

“Creemos que estas elecciones no deben realizarse ahora, y que no ofrecen garantías de equidad y transparencias para los candidatos de oposición. Por ello, entre otras cosas, exigimos la postergación de su realización para el último trimestre  de este año. Pero no estamos llamando a la abstención. Que cada quien decida participar o no de acuerdo a su conciencia.”

Invitó a todos los feligreses a asistir a las iglesias el sábado 19 y el domingo 20,”para pedir al Espíritu Santo por la paz de los venezolanos para que podamos resolver nuestros conflictos”.

Fuente: El Universal

Leer mas
17 May
0

John Magdaleno: La predisposición de la mayoría de la población es a votar

Magdaleno analiza última semana de campaña electoral

El politólogo y especialista en análisis de datos, John Magdaleno, afirmó que hay una predisposición favorable de la mayoría de la población a salir a votar según los estudios realizados por las consultoras.

Al hacer un análisis político previo a las elecciones presidenciales, en el programa A tiempo transmitido por Unión Radio, el profesor universitario y consultor en asuntos públicos, señaló que a pesar de las dificultades y la falta de garantías denunciadas por un sector de la oposición, la gente está convencido que el voto es el instrumento de lucha.

La predisposición de la mayoría de la población es a votar, hay una predisposición favorable a votar. 

Los procesos de desligitimación son complejos, no son automáticos y el que esté esperando que el 21 de Mayo Maduro sale corriendo de Miraflores porque ve inminente un proceso de deslegitimación, va a quedarse así, porque esos procesos son mucho m´ras complejos.

Uno puede estar en desacuerdo con las reglas de juego, uno puede estar en desacuerdo con las condiciones de la competencia, con el convocante; pero si en la mayor parte de los procesos de las transiciones hacia la democracia se hubiera operado con argumentos deontológicos o normativos, es decir moralistas o éticos, nunca se hubiesen producido las transiciones hacia la democracia

Este es un régimen autoritario no se puede encarar con dilemas moralistas, un régimen al cual no puedes imponerle reglas de juego no tienes otra opción que jugar con sus reglas de juego 

“En mi opinión hay que ir a votar porque es lo que sugiere la experiencia internacional  de las transiciones exitosas hacia la democracia, como ocurrió en Chile, Brasil y Polonia. En todos estos casos la elección es el detonante de una crisis política mayor que puede socavar las bases de respaldo del régimen antidemocrático y puede fracturar la coalición dominante”, expresó Magdaleno.

Oiga la entrevista en Unión Radio

Leer mas
17 May
0

Respuesta de Gil Yepez a Leopoldo López Gil

Por José Antonio Gil Yepes.

Se acusa a Falcón de chavista; pero es el único político importante de oposición salido de las filas del chavismo y salió por defender a una empresa privada; cosa que casi ninguno de nuestros líderes ha hecho. Sin embargo, ojalá que Falcón tenga algún nexo con el oficialismo de manera que eso le permita negociar con el madurismo la entrega del poder a cambio de que se les deje en paz

Querido primo: Pocas veces hemos estado en desacuerdo, pero votar o no en las próximas elecciones es una de ellas. Este debate tiene dos enfoques: el lineal y el dialéctico. Según el lineal, cabe pensar en no votar porque el gobierno juega con más ventajas que nunca. Sin embargo, a eso se contrapone que la oposición, como en 2015, tiene un altísimo potencial de votos, el 80%, que no se puede escamotear si cuenta con los testigos de mesa que eviten el “relleno”. El resto del sistema electrónico es invulnerable. Como podemos ver, todo es una cadena compleja de proposiciones y contraproposiciones cuyo protagonismo y responsabilidad no caen en una sola de las partes.

Las ventajas mal habidas del oficialismo como justificación de la abstención no revelan el pecado original: La incapacidad de los partidos para ponerse de acuerdo en un candidato unitario. Quienes más ventaja le sacarían a Maduro son Leopoldo hijo y luego Capriles, ambos injustamente inhabilitados; pero les sigue Henri Falcón, quien, a pesar del abstencionismo y estimando 50 a 60% de participación, le está ganando a Maduro 44 a 31%. Bertucci tiene 25%.

Si los partidos se hubiesen puesto de acuerdo en un candidato, sacrificando aspiraciones personales, la abstención estaría en un 20-25, y no en un 40-50%. Sin embargo, muchos llaman a no votar y descalifican como vendidos a los que compiten, a riesgo de que el gobierno ganaría sin trampa con una abstención del 60%. La abstención me luce como una herramienta de algunos partidos para descalificar al régimen, ocultando sus debilidades y falta de generosidad entre ellos mismos: A Leopoldo hijo lo dejaron solo en 2014 y a Capriles en 2016 y la mayoría de los partidos dejó solo al pueblo ante la opción ganadora (80 a 20%) del revocatorio presidencial en 2016. La diferencia con la abstención de 2005 es que aquella se convocó a última hora y la razón no era sólo las ventajas del gobierno, sino que los opositores llevaban 8 candidatos promedio por curul, con el 40% de intención de voto, mientras que el chavismo tenía un promedio de 1,1%, con una intención de voto del 60%. En estas presidenciales, no sé qué pueden sacar los partidos de la abstención vistas las debacles de 2005 y de las elecciones de gobernadores y alcaldes de 2017 cuando la abstención le entregó casi todos estos cargos al gobierno y no pasó nada: El gobierno de Maduro no cambió sus políticas catastróficas, sigue gobernando y yo no creo que vaya a pasar mayor cosa en función de acciones internacionales en su contra si es reelecto, inclusive si no cambia sus políticas. Mientras tanto, el pueblo sigue sufriendo, desorientado y la mayoría sin liderazgo político pues sólo el 17,7% se identifica con alguno de los partidos de oposición y el 17% con el PSUV. El 66% del pueblo no se identifica con los partidos porque tienen una agenda de llegar al poder individualmente y sin contar con la participación activa de otros sectores; en vez de crear un frente político multisectorial y privilegiar el logro de mejores condiciones para la población.

El desconocimiento anunciado por los países importantes occidentales es un boomerang porque le deja el campo libre a países orientales (Rusia, China, India, Irán, Turquía y Japón) para que exploten nuestros recursos y sin que Occidente pueda hacer nada para sacar del juego a esos players tan grandes o agresivos. Este último argumento también da al traste con el de que nuestro próximo gobierno sería desconocido por la ilegitimidad de las condiciones electorales: Los países no tienen principios sino intereses… y todos vendrán a por nuestros recursos. Eso sucede, inclusive, en países pobres con gobiernos ilegítimos, como Cuba, Nicaragua y Corea del Norte, que siguen gobernando y, los dos primeros, con relaciones con Estados Unidos.

También podemos esperar el veto militar al escamoteo de los votos, como sucedió en las elecciones de diputados de 2015, cuando el general Padrino mandó a reconocer el triunfo opositor. Tanto más ocurriría ese veto cuanto mayor sea la participación electoral y porque a los militares no les conviene que el gobierno continúe con sus políticas porque, si la situación explota, les tocaría reprimir y ser culpados por crímenes de lesa humanidad.

Se acusa a Falcón de chavista; pero es el único político importante de oposición salido de las filas del chavismo y salió por defender a una empresa privada; cosa que casi ninguno de nuestros líderes ha hecho. Sin embargo, ojalá que Falcón tenga algún nexo con el oficialismo de manera que eso le permita negociar con el madurismo la entrega del poder a cambio de que se les deje en paz. Como dice el profesor Robert Dahl de la Universidad de Yale: “Para salir de un régimen autoritario, hay que subirle el costo a la represión (hoy con los votos) y bajarle el costo a su salida. De lo contrario no se va”. Recordemos el cambio de seña para dejar a Chávez en Venezuela para castigarlo, y…? Todo es dialéctico, nada es lineal.

@joseagilyepes

Fuente: El Universal

Leer mas