A casa llena en la quinta La Piragua, en la urbanización Las Mercedes, de Caracas, Henri Falcón presentó su programa de gobierno

Ante un público que desbordó el local, a las 11 am en punto, subieron a la tarima Henri Falcón y Francisco Rodríguez, el coordinador del programa La Gran Transformación. Ambos permanecieron de pie durante todo el evento, dirigiéndose al público alternativamente. Sin papeles, con tono de voz mesurado y usando palabras precisas y sencillas, Falcón presentó los puntos principales del programa, a los cuales Rodríguez añadía comentarios que los desarrollaban en forma concisa.

Henri Falcón y Francisco Rodríguez

Concluida rápidamente esta presentación a dúo, Falcón, siempre de pie, invitó a la tarima a los principales colaboradores del equipo del programa, los cuales ocuparon las sillas dispuestas al fondo y expusieron brevemente las partes que les correspondían. Sucesivamente hablaron Eduardo Fernández (relaciones internacionales), Jorge Rodríguez (servicios públicos), Leonardo Carvajal (educación), Josefina Baldó (urbanismo y vivienda), Luis Fuenmayor Toro (tecnología e investigación) y Ruiz Medina (salud).

Henri Falcón y Eduardo Fernández

La dinámica de la presentación, original y fuera de lo común, fue  desarrollada con una sorprendente naturalidad y sencillez por los ponentes. En particular, Falcón asumió con soltura el papel de moderador y todos los demás hablaron en forma espontánea y sin ningún tipo de afectación, de tal modo que fueron escuchados por un público atento y sereno que sólo aplaudió brevemente y en contadas ocasiones. Sin voces estridentes ni vociferantes de nadie, la presentación logró transmitir el mensaje al público asistente y los medios de información allí destacados de una forma tan alejada de la agitación del tradicional mitin político como de la formalidad de una conferencia académica.

Gracias a la combinación de la fresca forma de la presentación con la calidad del contenido de los discursos pronunciados el evento superó las expectativas tanto de organizadores como de asistentes y cumplió cabalmente su cometido.

El nombre del programa se inspira en la obra homónima de Karl Polanyi, un texto clásico de la literatura económica de mediados del siglo XX cuyo subtítulo es “Los orígenes políticos y económicos de nuestro tiempo” y describe adecuadamente la magnitud de la tarea planteada para restablecer la institucionalidad política y jurídica propias de la democracia y la vigencia de una sana economía de mercado moderna, dada la destrucción sistemática a que ambas han sido sometidas durante dos décadas.

El primer párrafo de la versión impresa del programa describe así el estado del país que enfrentará Henri Falcón una vez electo Presidente: “Nuestra economía vive hoy la depresión más profunda no solo de su historia, sino de toda la historia de América Latina. Los salarios de un mes no alcanzan para comer dos días. Los precios se duplican y triplican cada mes. Miles de niños se van a dormir sin haber comido. Nuestro país está en ruinas”. Por eso sólo emprendiendo “una Gran Transformación, que abarque todas nuestras estructuras productivas” será posible superar la actual situación del país. 

Josefina Baldó, Eduardo Fernández, Francisco Rodríguez y Henri Falcón

Por eso mismo, el primer punto de la exposición de Henri Falcón fue  convocar a un gobierno de unidad nacional, que incluya a todos los sectores sin exclusiones de ningún tipo, es decir, reconciliar a los venezolanos dejando atrás los extremismos y la polarización que nos dividen.  Al respecto aseguró a los empleados públicos que no perderán sus empleos. Hizo énfasis en la indispensable descentralización de los poderes públicos. 

Jorge Rodríguez “el bueno”

Expuso la propuesta de la dolarización de la economía como primer paso para la recuperación económica, cuyo inmediato efecto será detener la espiral inflacionaria, y que se combinará con un significativo y progresivo aumento del salario mínimo para proteger el ingreso de la mayoría del pueblo. Asimismo se revertirán a sus legítimos propietarios las empresas y fincas incautadas durante estos años, se estimulará al sector privado productivo y se promoverá la inversión de capitales nacionales y extranjeros. Se negociarán moratorias de la abultada deuda externa que permitan disponer del tiempo necesario para recuperar la economía. En particular Falcón insistió en que convocará a los venezolanos más capacitados y profesionales en cada área de la gestión del Estado, lo cual en particular será aplicado a la recuperación de PDVSA.

Henri Falcón declaró repetidamente que su gobierno estará orientado por la prioridad del interés nacional y en función de los niños y de aquellos que no han nacido: que La Gran Transformación se orienta Hacia la Venezuela del Futuro.